Inicio > Historias de Freigburg > una de patatas y otra de coliflor (week 25- “Special editon Road German Trip”)

una de patatas y otra de coliflor (week 25- “Special editon Road German Trip”)

Porque toda semana tiene sus cosas buenas, como un buen platico de patatas, y sus cosas malas como la puñetera coliflor, que siempre nos comimos porque nuestras mamas nos obligaban. Pues estas fueron las mis patatuquis y mi coliflor de esta semana. todo esto by Arcadi Gamers, que son los maestros de todo esto y punto. Venga va otra especial edition para la saca, porque tiene que ser así, porque no va a ser de otra manera, porque 2000km recorridos en coche, mas de 8000 pasos dados por diferentes ciudades germanas, belgas y holandesas, y porque mas de 3 cervezas probadas diferentes por día, se merecen un special edition de las míticas patatukis y coliflores que siempre escribo, y que nadie lee o eso espero porque sino significaría que la descripción de loco para mi persona se quedaría corta.

Bueno estas patatatukis y coliflores, se diferenciaran del resto por una particularidad, que serán hechas según ciudades por las que hemos pasado, porque sino me volvería medio mico intentando decidir si esto o aquello estuvo mejor y tal, lo hago por eso y porque resumir semejante viaje sería como se dice, incongruente… (bueno no realmente amenizaje no es… “chiste que solo pilla Fer y el resto…. pues os quedáis sin pillarlo lo siento esto es algo entre mi pareja de bailes y yo”).

Brujas

Patatukis: La verdad es que para ser la primera parada fue de lo mas sorprendente, era una ciudad que en cada esquina tenía algo que ofrecer, ya fuese el monumento mas rechulon, hasta la casa mas tirada tenía su encanto por las calles de Brujas. Vale que no tenía mega discotecones rollo Berlin, o pubs muy abundantes, pero la verdad es que no le hacia falta, y mas cuando iba con tan grata compañía como lo fue la noche del primer sábado la de Fer y Carmen. Porque enserio como se podía estar pasando tan bien, sin hacer nada, simplemente callejeando buena con buenas birras y gratas compañias, que alguien me lo explique porque todavía me produce duda.

Porque de esa noche ya quedara para el recuerdo, la burrada de la pastuqui:

Breixo (Viendo un restaurante de cinco tenedores): “Bueno, bueno estos garitos se maneja pastuki”

….. “pero lo que es pasta, pasta no veo”. Si n0 lo pillais es que había que ir muy borracho.

Porque también quedara para el recuerdo, la historia del gatico que quería cervezas, o mi frase  de amenizaje lunar. Así como los juegos con una rueda de bici, o la pareja futura de mi compañera de piso.

La coliflor: Mi ma… porque vale que la noche del sábado no me lo pase mal, ni mucho menos, es decir lo que viene ahora no excluye lo que dije antes. Pero si es verdad que me dejo muy mal sabor de boca sentirme sin lugar donde caerme muerto, porque lo que paso es que por una parte estaba la pareja Fer-Pista, que diréis vale Brei no pintas nada compartiendo la noche con ellos, pos eso mismo creía yo, pero es que de repente se formo la pareja mas totémica e imposible de la noche, El profeta (Nestor) y el Dios (Antonio), estaban como muy a su bola, entonces tampoco pintaba nada y que hacia esta ratilla mientras todo esto ocurría, pos hacer lo mejor que supo en estas vacances después de dormir como un tronco en coches, pos lo mítico emborracharse. Pero lo dicho esto, no quito que la noche del sábado fuese de esas legend…… wait for it…. DARY.

Gante

Las patatukis: Bueno la verdad es que para mi esta ciudad no tuvo tanta, tanta magia como Brujas, eso ya de por si era imposible y punto… Pero lo que si tuvo fue una de las catedrales mas rechulonas que e visitado, (claro esta quedando pendiente mi vista por la de ulm, para que Natalie me la enseñe y pueda decir eso de que es la mas alta de Europa) y ademas tenía algo que no vi nunca el organista a vista de los feligrese y creo que fue la primera vez que vi tocar un pedazo órgano de la ostia en directo, ya se que para muchos es una tontería pero a mi me gano semejante chorrada.

La coliflor: Cuando en una tarde ves una ciudad, la verdad es que lo único malo es que desees volver para verla con mas calma, para poder hacer el equipo guiñu bien y con fotógrafos que sepan sacar fotos, porque los alemanes no sabia ni uno, y la verdad es que la pena fue esa, poder tomarse la cosa con mas calma, sin apurar, con buena letra y dejando tiempo para perderse, encontrarse y volverse a perder.

Amsterdam

Las patatukis: La única ciudad que yo ya conocía de hacer el interrail con Manu y Antón, y la verdad sabía lo poco que tenía que ofrecer si no ibas de fiesta a full, y a fumar maria o a tomar maria de todas las formas que se te ocurriesen, ya fuese en tortilla, magdalenas, o sabe dios que. Y como yo no iba en ese plan pues me defraudo un poquillo. Pero si tengo que quedarme con algo, es con las risas que fue el guía del free Tour, era mas personaje que la propia ciudad y os lo aseguro, solo el podrá decir shokeado y no quedar ortera, solo el podía quedarse tan pancho mezclando lo pesado con lo sobresaliente y así fue que de verdad de los dos que hice, este fue superior.

La coliflor: La ciudad era de por si poca cosa, la verdad pero lo que se llevo la palma en cuanto a ser la coliflor de esta ciudad, fue el chinaquer, el chinaquer que regentaba el hostel, porque era borde. Y no es que lo dijera yo, lo decía el mismo con esas dotes chulescas en plan estáis aquí para pagarme que se marcaba. Y si a eso le sumamos que el hostel era de 10 camas, y compartíamos, con lo que yo llegue a conocer “como los niños durmientes de Amsterdam” (algo asi como los niños cantores de Bremen, que Carmen se empecino a creer que existían pero en versión holandesa). Porque el primer día llegamos a las 8 o así y ya estaban sobando y dices, bueno sera porque tendrán que pillar el vuelo mítico de las mil de la noche, pero no…. nada mas levantarte descubres que siguen durmiendo y eso que eran las 8 de la mañan siguiente, ahora decirme quien puede dormir 12 horas en semejante ciudad, decirme quien porque yo no doy. Y no solo eso, mi teoría se incremento cuando la única vez que salieron, fue para dar una vuelta de media hora ir hasta le esquina y volver a sobarse, de verdad la mierda que les daba el camello de turno debía ser de la coloca elefantes, porque sino no me lo explico. Pues eso entre que la compañía no era muy grata que digamos, nadie quiere tener compañeros que lo mas que hacen es medio desvelarse para chatear en su flamante black berry, ni tampoco a un chinaquer toca huevos, así que la coliflor va directamente para ese hostel-deportivo-regentado por mafia china.

También tengo que decir que fue el único hostel que no fue decente en todo el viaje, así que tampoco es para echarse a llorar.

Hamburg

Las patatukis: Venga va primera parada por tierras germanas de este fantástico y maravilloso road trip, y la verdad es que siendo la ciudad con un puerto importante, como es, tampoco le debía faltar buena zona de marcha, y hay se encontraba en medio del barrio San Pauli si dabas esquivado tanto sex shop y lugares de shows como habia, llegabas a encontrar cosas decentes.

Vale que no era una discoteca a lo Berliner, mas bien un garaje, vale que no tenía al mejor dj del mundo, mas bien a dos amigos que intentaban hacer karaoke, y vale que no tenía un ambiente muy chulo, pero a mi me sobro, al ser de las pocas noches que salimos juntos, los 5, si porque en el viaje eramos 5, pero la verdad es que juntos juntos, no se… Vale que cuando me pongo chungo con esas cosas soy muy pesado. Pero es que fue genial vernos los 5 en equipo dándolo todo, viendo como casi me subo a la barra, gracias que la cabeza de esta gran familia Fer (el padre) me retuvo a tiempo, o ver el pasión de gavilanes aceiteando a full, como si del mayor fucker de la historia se tratase también era para ver.  Así que de Hamburg vale que la ciudad era alemana y tal y que tenía cosas que ver, pero como esa noche pocas en el viaje.

La coliflor: Bueno es que siendo la primera ciudad alemana no tenía nada que dijeras destaca sobre todo por esto, no tenía la magia de brujas, no poseía el desfase alocado de Amsterdam (aunque también le llegaba), no poseía la magnanimidad de un Berlin, simplemente se dejaba ver y bien, porque para que engañarnos las casas de las diferentes empresas navieras eran guapiñas, pero no mucho mas, y la verdad viendo la epicidad que tenían otras ciudades y pueblos por los que pasamos, en plan ya fuese por su casco antiguo, por sus cosas curiosas, o mil razones mas, como que me defraudo un poquito. Pero claro para gustos colores, y esto realmente no es una coliflor porque realmente me tendría que dar con un canto en los dientes por haber estado, pero de algo habría que rajar aquí no creéis.

Bremen

Las patatukis: Es que en una tarde no se sabe que poner como patatuki, patatuki, porque decir que me gusto lo que vi es muy cierto, la ciudad tenia un centro histórico alucinante. Pero si me quedo con un momento de los pasados en Bremen que ciertamente fueron pocos, me quedaría con el momento el que un bebe me asalta por el camino mientras íbamos paseando, y a mi no se me ocurre otra cosa que seguir le el juego y como si fuésemos dos simios (Bueno vale yo cumplo lo de simio, pero el nene fijo que tiene mas coeficiente intelectual), pues empezamos a hacer gestos y a entendernos a nuestra manera, la verdad es que fue un momento de nada. Pero a veces como diría un gran hombre que conozco, los detalles menudos, MENUDOS detalles son y que quereís que os diga que hay mas menudo que un nene.

La coliflor: No poderla ver con pausa sin complicarnos, lentamente sin tener que hacer un alto en el camino mientras íbamos camino de hamburgo o Berlin ya no lo recuerdo bien, y la verdad es que se hecho en falta eso, poderse quedar a contemplar mas la plaza central y sus cosas. La verdad es que ya eran suficientes ciudades y pueblos, y lo siento por los trotamusicos pero erais secundarios yo siempre fui mas en aquella época de Sherlock holmes (la versión canina os acordais) y Willy Fog.

Berlin

Las patatukis: Bueno todo lo que diga de esta ciudad se quedara corto, a mi la verdad es que no me defraudo para nada, ya se que hubo a mucha gente que se llevo un chasco con eso de que no tuviese un casco rollo antiguo y sin tanto edificio nuevo. Pero es que si no vas con esas intenciones lo único que hace la ciudad es sorprenderte, porque escapas de esa visión europeista de las ciudades y descubres que tiene historia, y ademas historia reciente de esta que hace nada salia en los noticiarios de todo el mundo, como prueba de ello es el check-point charlie, el cacho de muro de east-galery, el monumento a los soldados rusos, y miles de cosas mas. Y por eso y por muchas cosas mas me encanto la ciudad, me encanto su vida, su forma de no estar nunca parada de verse en movimiento, mira que estuve en NY pero esta ciudad esta a la par con la gran manzana.

Pero ahora si me tengo que quedar con un sitio, me quedaría con el Tacheles y su zona ocupa, que a lo mejor para muchos no merecía mucho la pena, a lo mejor no es lo mas ocupa que tiene Berlin, si fuese así sería hasta peligroso, pero si tenia su encanto de decir hacemos esto a nuestra manera y ver a  los artitas haciendo todo a la vez, vendiendo y pintando era algo digno de ver, se que suena a poco épico pero hay que estar hay para vivir lo.

La coliflor: Esta coliflor no es muy mala que digamos porque lo malo del viaje es que uno tuvo poco tiempo para hacer una cosa que le encantaría que es ir de forma digna, y como se merece a una institución que para mi como dirían los del “club vintage” “es historia del videojuego…”, y la verdad es que nunca mejor dicho porque tuve solo 1 hora de reloj en el mueso del videojuego o mas conocido como “computerspiele museum”. Porque vale que por la mayoría no es arte, y por eso se tardo tanto en tener un museo, pero para mi a lo mejor arte es una palabra con la cual simplemente llenaría la boca, sin explicar que es para mi el videojuego, así que dejemos lo en que es algo que hizo el trabajo de forjarme como lo que soy un frikazo asqueroserrimo.

Y por tanto una hora de reloj en un museo en el cual estaba en plan no creyéndome lo, desde que vi la primera zx espectrum en una de las vitrinas o el mítico monkey island rulando a full en uno de los ordenadores, pues como me sentó a poco una sola hora con todo lo que había que descubrir, leer y quedarse pasmado en ese museo, que no tenía mucho, pero para una ratilla como yo una hora allí no llego a nada.

Pero dicho esto, comentar que sabe dios y conociéndome me voy a plantar en Berlin solo para verlo, y ademas espero que mi hermano y Uxi me acompañen, y eso si que si, va ser de contar porque semejante panda de ratillas en un lugar tan emblemático para el pixel perfect, no puede ser nada bueno para el resto de la humanidad.

Dresde

Las patatukis: La última parada del viaje, las últimas fiestas antes de volver a freiburg y casika, antes de volver a entrenar para el universitario y antes de la monotonía como no podía ser de otra forma en esta gran familia que eramos los cinco, pues lo despedimos como sabíamos con una gran fiesta y una gran anfitriona, gracias Bea por carretar con nosotros.

Pero de esa noche recordare sobretodo el Rosis, ese lugar que no me creeríais si os contase que hay los intocables de Elion Ness no llamarían la atención, o que parece como si la película la ciudad desnuda se rodase en sus interiores. Porque ciertamente era un local 100% rockBylli con sus toques de personajes, que eran los que le daba la gracia al asunto, porque allí entre los alemanes disfrazados según cannones de los felices años 20 americanos, y el ritmo rock creaban una atmósfera que para que negarlo, yo como muy buen fan de los intocables y pelis noir de esa época, y juegos como el Mafia me encandilo como el que mas, y lo siento si a ninguno mas le gusto.

La coliflor: Sin duda es pensar que podría haber dado mas de si la ciudad por todos lados, ya fuese por el día porque nos quedo disfrutar mas del casco antiguo, o por la noche porque nos quedaron muchos garitos que recorrer y disfrutar, porque eso de que no cobren entrada en ninguno es un lujazo. Pero bueno es lo que da de si una tarde y tampoco se le puede pedir mucho, mucho mas. Para la próxima quedara.

Hasta qui dio la semana que casi esta en el medio del año, porque como todo buen hijo de vecino que lea asiduamente la Destacada Competencia o  mas conocida como DC, todo año tiene 52 semanas, sino que se lo digan a batman y superman en la serie 52 que estuvieron un año después de crisis final de parranda, sin aparecer por ningún numero de dc porque estaban desaparecidos, por eso yo lo se y todo hijo de vecino que lea Dc tambien, y espero que sea la mayoría ,porque sino este detalle que podía quedar  fucker, queda como un mojon. Pero bueno dejémonos de patochadas, que lo serio comienza ahora, ponerse a full con el proyecto en plan no respirar, entrenar a tope y salir por freiburg, pero eso quedara para la próxima semana que esta toca visitilla, y despedidas y no de unos cualquiera.

Anuncios
  1. abril 5, 2011 en 8:56 pm

    Para empezar: la introducción te ha quedado de muy superproducción de Hollywood de los años 60 tipo Ben-Hur o Rey de reyes, auqnue el ejemplo más claro es la portada del album de Asterix y Cleopatra.
    De Brujas yo solo recuerdo el mal olor a causa del agua empantanada de los canales. Como aquella ciudad tenia un aire a lo Venecia (en sus mejor momento) como cuna del comercio europeo los canales servian para llevar las mercancía pero ahora no son más que pantanos.
    Tio eso de que estuvieses en Bremen y no haya nada relacionado con los trotamúsicos me deprime un rato. Detrás de una iglesia de ladrillos en Riga (Letonia) había una estatua con un gallo sobre un gato, sobre un perro, sobre un burro y me dije ¿que puñetas hace esto aui? ¡¿Y ahora me dices que no hay nada sobre ellos en Bremen?!
    A mi Berlin me encantó y me quedé con ganas de volver. ¿Viste el Reloj Internacional en la Alexanderplatz, me parece? Otro día vamos para allá y miramos con calma el Museo de los Videojuegos, que me han entrado ganas de verlo al oírtelo mencionar.

  2. abril 10, 2011 en 12:27 pm

    Bueno Hector, pues a lo del museo cuento contigo de cabeza entonces, jejeje si es que al fial ese museo lo vamos a petar un dia de esto, ya me veo entrando con una marabunta de gente, tan grande que no haya entradas fisicas para todos, jejeje… soñar es gratis no?¿?.

    Por el resto el viaje fue asi, pero en bremen no me mal interpretes si que habia una estuilla no muy grande, pero nada mas, yo me lo esperaba mas épico no se, mas rechulon, claro es que la serie de dibujos lo hacia todo mu grande, y sobretodo con esa edad te parecia una pequeña cosa, ya un mundo, y asi no se puede… Tener ese efecto de jipeamiento, no se puede.

    Como que brujas te olia mal, puede ser que nos estemos confundiendo, puede ser que la zona por la que andamos fuese diferente, porque ciertamente a mi oler no me olio mal, incluso no olia a nada, pero es que no se me parece increible que choque tanto mi prespectiva de brujas con la tuya, enserio me dejo alucinado. A lo mejor es que como era carnaval la limpiarian un poco, la verdad no lo se, yo solo se que si fue asi deberias darle otra oportunidad, que se la merece, hazme caso.

  3. Maese Fangorn
    abril 12, 2011 en 11:55 am

    Hombre, con lo de Brujas no me extrañanría nada que le hubiesen echo uno de estos lavados de cara general para atraer a los turistas. Ten en cuenta que yo fui hace casi seis o siete años, con lo que anda que no ha llovido desde entonces. Fijo que le han pegado un repaso y han quitado los proplemas de agua estancada que daban olor a alcantarillas.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: